twiiter facebook linkedin youtube instagram spotify

El anuncio este pasado martes, del cese de la planta de Arcelor Mittal de Zumárraga ha sacudido a la comarca guipuzcoana del Alto Urola en la que 360 trabajadores directos y unas cuantas decenas de empleos indirectos ven amenazado su futuro. Ante semejante drama, en el día de ayer se han producido declaraciones públicas por parte de representantes del Gobierno Vasco, que no podemos pasar por alto.

Por una parte, el Portavoz del Gobierno Vasco, manifestaba que el cese de la actividad de Arcelor Mittal en Zumárraga podría “oxigenar” a plantas cercanas como ACB en Sestao. Por si ello fuese poco, Erkoreka se refería a la parada de Zumárraga subrayando que “desaparece un competidor inmediato y cercano” para la planta vizcaína, también amenazada de cierre.

Como vasco y como socialista me parece que no se puede ser más torpe porque, queriéndolo o no, Erkoreka establece una perversa relación entre los efectos perniciosos de semejante tragedia social en Zumárraga y en Sestao, y conduce el debate por una deriva territorial peligrosa enfrentando los intereses de las plantas de Gipuzkoa y Bizkaia. Pero como guipuzcoano y Primer Teniente de Diputado General, me resisto a que la agenda económica del ejecutivo vasco pase de largo en Gipuzkoa. La declaración del Portavoz es de muy mal gusto y un desprecio a los trabajadores y trabajadoras de Zumarraga y hacia Gipuzkoa ¿Qué hubiera pensado el Consejero, si al conocerse el ERE de Sestao, alguien hubiera declarado que igual beneficiaba a las plantas de Arcelor en Gipuzkoa? Es tan grave que quiero pensar que no quería decir lo que dijo o no acertó a expresarse. Pero es muy grave.

Al mismo tiempo, la Consejera de Industria Arantza Tapia afirmaba que la crisis del acero es global y que Euskadi “poco puede hacer”. Ciertamente los problemas que presenta el sector del acero tienen muchas aristas y no sobre todas ellas tenemos capacidad directa de actuación, pero creo sinceramente que una consejera del Gobierno Vasco no puede mostrar esa actitud derrotista, sencilla y llanamente porque los cientos de trabajadores vascos afectados no se pueden permitir el lujo de tirar la toalla.

Decir que no se puede hacer nada porque la crisis del acero es global es casi renunciar a tener política económica e industrial propia. Hoy en día, la mayoría de los fenómenos económicos son globales y es misión de cada Gobierno ofrecer alternativas a sus ciudadanos con medidas para paliar los efectos locales de un cierre como este y la puesta en marcha de alternativas de futuro. No podemos decirle a la gente que no hay futuro y que el fenómeno es global; y si lo hacemos les estaremos diciendo que lo que no sirve para nada es este Gobierno. Seamos serios, estos y no otros son los temas que tienen que estar en la agenda, en esa agenda vasca de la que tanto se habla y en la que parece que los temas que verdaderamente importan a sus ciudadanos no tienen cabida.

Hoy los Diputados forales socialistas acudimos junto al Alcalde de Zumárraga a la manifestación que los trabajadores han convocado en el pueblo para mostrarles personalmente nuestra cercanía y nuestra solidaridad, y para dejar bien claro que no compartimos ese derrotismo fatal. Porque una cosa es cierta, la industria -el sector que nos ha permitido tener una economía menos expuesta a los vaivenes financieros y que ha ofrecido tradicionalmente mayor calidad y estabilidad en el empleo- ha perdido en los últimos años peso en nuestro producto interior bruto, y no deberíamos olvidar de dónde de venimos y lo que somos. Gipuzkoa está hecha de talleres, de industria, de máquina herramienta y de un puerto como el de Pasaia cuya salud depende de todas esas industrias. Cada vez que una de esas empresas cierra, sea grande o pequeña, perdemos nuestro pasado a la vez que sembramos dudas sobre nuestro futuro.

  1. Asier dice:

    Despues de leer tu escrito Denis no puedo dejar pasar una cosa. Hablas de la actitud derrotista de Arantza Tapia con respecto al problema de las acerías. Entiendo que debes hacer política, y me alegro de que te sensibilices con las familias que pueden ver truncado su futuro próximo, pero me parece muy cínico por tu parte la crítica a la actitud de Arantza Tapia cuando tu mismo demuestras esa misma actitud con otro problema que son los refugiados sirios. Por éstas cosas haceis que la ciudadania se distancie cada vez más de la politica. Ojalá colaborarais más los unos con los otros por bien de todos.

    • denisitxaso dice:

      En el tema de los refugiados sirios -y eritreos- fuimos la primera institución en recabar la colaboración de más de 150 familias guipuzcoanas para acoger a los refugiados. Recaudamos fondos a través de iniciativas artísticas en San Sebastián para la compra de aparatos de iluminación para las embarcaciones de salvamento marítimo en Chios y Lesbos. Hemos habilitado los albergues forales y hemos asistido a las movilizaciones que se han convocado para exigir a Europa que reaccione.

      Como ves, se pueden hacer muchas cosas. Todo menos decir que no hay nada que hacer.

Denis Itxaso