twiiter facebook linkedin youtube instagram spotify

Hoy hemos participado en una iniciativa organizada por SOS Racismo denominada ‘Bizilagunak/La familia de al lado’ que consiste en reunir familias inmigrantes con familias autóctonas para compartir mesa en casa de una de ellas. El domingo 18 de noviembre de 2012 se celebraron más de 400 comidas entre familias autóctonas e inmigrantes en ocho países de la UE (Chequia, Italia, Bélgica, Eslovaquia, Malta, Portugal, Hungría y aquí, en Gipuzkoa).

20131117-181819.jpg

SOS Racismo organiza en Gipuzkoa estos encuentros en los que participaron el año pasado más de 500 personas y 60 familias abrieron la puerta de su casa a otras tantas. Unas eran nacidas aquí; otras venían de otras tierras. Todas, dispuestas a compartir un domingo, en torno a una mesa, sus historias de vida, sus gustos y sus preocupaciones, sus sueños y aspiraciones. De acuerdo con los objetivos de la ONG, se trataba de eso, de conocerse y de compartir una manera de soldar lazos en nuestra sociedad y un mecanismo eficaz para derribar prejuicios. Ésos que nacen del desconocimiento y de la ignorancia.

He estado pensando toda la semana sobre el menú que podría preparar, y llegué a la conclusión de que, dadas las fechas, el incipiente invierno, y la comodidad de servirse sin tener que andar permanentemente levantándose de la mesa, lo mejor sería organizar una buena alubiada con todos sus sacramentos. Y así lo hemos hecho.

20131117-181845.jpg

A mediados de semana la organización del programa me explicó que serían cinco mujeres vecinas de Gros, naturales de Nicaragua, las que nos visitarían, además de la mediadora de SOS Racismo, que también participa con el objeto de dinamizar el encuentro. Ellas traerían el postre, unos buñuelos riquísimos a base de yuca y que se toman con una especie de miel, así como una tarta ‘tres leches’, que recuerda a la torrija y que estaba de chuparse los dedos.

Esta mañana me he levantado con una sensación parecida a la de los días de reyes, una mezcla entre nerviosismo e ilusión. En seguida me he puesto a las tareas: las alubias a cocer a fuego muy lento y preparar la mesa para 8 comensales.

20131117-181923.jpg

El encuentro ha resultado ser muy especial, cálido, entrañable y divertido. Una mediadora de SOS Racismo, estudiante de Antropología Social en prácticas, nos ha explicado el origen de la iniciativa y en seguida nos hemos sentado a la mesa. A partir de ahí la conversación ha fluido con naturalidad, y hemos hablado de lo divino y de lo humano: inmigraciòn y emigración; xenofobia y otras patologías sociales; San Sebastián y sus barrios; Nicaragua y Centroamérica; gastronomía, relaciones laborales, recorridos vitales, etc.

En fin, un estupendo domingo, ampliando fronteras personales y conociendo horizontes distintos. Un plácido domingo en compañía de la familia de al lado. En buena compañía.


«Descubres que son más las cosas que unen que las que separan»
NEREA AZURMENDI SAN SEBASTIÁN.
Diario Vasco
18 noviembre 2013

A juzgar por lo que se prolongaron las sobremesas, las comidas que reunieron ayer a dos centenares de familias ‘de aquí’ y ‘de fuera’ fueron todo un éxito. Por los comentarios de quienes participaron comoanfitriones, comoinvitados o como dinamizadores,…Leer más…


© 2013 Kioskoymas. Todos los derechos reservados

Denis Itxaso