twiiter facebook linkedin youtube instagram spotify

Son sus labios cual fino coral

En febrero de 2004 yo apenas llevaba un año de Concejal de Turismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Sebastián. Por aquel entonces, un nutrido grupo de caldereros de la Comparsa Tradicional de la Parte Vieja me hizo llegar su inquietud por incorporar mujeres en sus campamentos y coros y me informó del enconado debate que este tema estaba suscitando en el seno de la comparsa. Muchas de las comparsas subvencionadas por el Ayuntamiento ya habían dado ese paso con absoluta naturalidad, pero la de la Parte Vieja era directamente sufragada por el Ayuntamiento y arrastraba esta deuda con la igualdad que no terminaba de cristalizar porque un reducto de caldereros autodenominados “primitivos”, consideraban que era una aberración.

20140130-122317.jpg

Recuerdo que en el transcurso de una reunión mantenida con este grupo de resistencia al cambio, me llegaron a recitar en las dependencias del CAT las letras que cantan los caldereros para hacerme ver que una mujer no podía cantarla de ningún modo: “su cintura es flexible palmera, son sus labios cual fino coral. Si ellas fueran caldereras, con sus ojos fundieran metal”. La letra hace referencia a las donostiarras de las que los caldereros quedaron, al parecer, prendados a su llegada a San Sebastián.

Como responsable del extinto Centro de Atracción y Turismo defendí, con el apoyo del Alcalde Odón Elorza, que se produjera ese cambio y animé ese debate interno planteando abiertamente, que, de no adaptarse, perderían el apoyo público que habían recibido hasta entonces: el tablado de la Consti, los gastos de megafonía, el acceso a la biblioteca municipal, los carromatos, etc…

Finalmente, una votación interna inclinó la balanza a favor de quienes defendían la plena igualdad de las mujeres en la participación de la Comparsa, lo que provocó una escisión en el seno de la misma. Hoy, de hecho, cuando se cumplen 10 años desde aquel paso, siguen conviviendo la Tradicional Comparsa de Caldereros de La Hungría con la Comparsa Primitiva, que así se sigue llamando, y que se paga con sus propios recursos todos los costes que acarrea el desfile.

Este año la Tradicional Comparsa de Caldereros ha querido recordar y festejar aquella decisión y he querido contribuir con estas líneas a recordar aquel pasaje de nuestra historia reciente desde el papel que me correspondió jugar.

Gora kaldereroak!

  1. No podían haber elegido mejor nombre: primitivos.

  2. donostiarra dice:

    Y qué me dices de las mujeres que salen y cantan en los primitivos -mujeres jóvenes, casi todas-. (por cierto, primitivo quiere decir primero en este contexto)

    • denisitxaso dice:

      Hola donostiarra. ¿De verdad? Pues me parece una muy buena noticia si es así. De modo que se han incorporado a cantar y golpear las sartenes? Pues genial, aunque haya sido más tarde, nunca es realmente tarde si la dicha es buena. Pasadlo bien, pues.

      • donostiarra dice:

        La igualdad no reside en hacer lo mismo, sino en tener las mismas oportunidades. Entonces, según tú, no es igualitario que las mujeres canten canciones compuestas para voces de mujeres (y no para voces masculinas como las de Sarriegi) o toquen la pandereta, ¿verdad?

        De cualquier modo, que una persona que sale en una compañía de tamborrada exclusivamente masculina y que fue parte de un gobierno que retiró la subvención a una compañía exclusivamente femenina (compañía de la misma tamborrada en la que sales), me parece que en este tema quiere estar en misa y repicando.

        • denisitxaso dice:

          La igualdad aplicada a la participación en los Caldereros no es tan rebuscada: la aplican la gran mayoría de comparsas donostiarras en las que hombres y mujeres cantan y martillean las sartenes por igual.

          Y ya lo siento, pero pinchas en hueso. La tamborrada en la que participo es mixta. De lo contrario no recibiría las subvenciones que recibe. Si no has tenido ocasión te invito a que la veas en la terraza del ayuntamiento a eso de las 6 de la tarde del próximo 20 de Enero.

    • Imanol dice:

      Donostiarra, que precisamente critiques a la etapa socialista en temas de igualdad de sexos es surealista. Precisamente la etapa de Elorza y su equipo se caracterizó por su empeño de modernizar la ciudad, potenciar el laicismo y la igualdad de género, fué su gran buque insignia desterrando viejos fantasmas de absurdo machismo en las fiestas .y procesiones anacrónicas de una determinada confesión. Afortunadamente no es debate en nuestra ciudad el tema de la discriminación de las mujeres en las fiestas.

  3. donostiarra dice:

    Por algún motivo no me deja responder bajo tu comentario Denis. Todo el mundo sabe que tras negar la subvención a la compañía femenina de la tamborrada a la que perteneces, la directiva decidió registrar las tres como 1 sola para cumplir con los requisitos de igualdad y recibir subvención. Haces bien en decirme que vaya a Alderdi Eder, porque en el resto del tiempo cada compañía tiene su propio recorrido. Por cierto, ¿no fue aquél el año en el que algún medio sacó una foto de Odón Elorza con bigote postizo?

    Y en cuanto a lo de caldereros, la igualdad no la aplican la gran mayoría, sino todas, solo que de forma distinta.

    • Imanol dice:

      Pues a mi me parece bien que se negara subvención a una compañía femenina, si estamos por la mezcla de sexos en las fiestas, que es lo sano, tan mal está que reciban subvención una tamborrada que veta a mujeres como que una que veta hombres

  4. donostiarra dice:

    No sé a ti, pero a mí que 300 mujeres tengan su propia tamborrada me parece de todo menos mal. Mayor ejemplo que igualdad que ese me parece que no puede haber. Como decía hace unos post, la igualdad no es que hombres y mujeres hagan lo mismo, sino que tengan las mismas oportunidades para decidir si quieren salir en una tamboread masculina, femenina o mixta.

  5. Imanol dice:

    Si a mi no me parece mal que 300 mujeres tengan su propia tamborrada, como que no me parece mal que 300 hombres tengan la suya. Pero las subvenciones, que son dinero público, no lo olvidemos, debe atender criterios con miras a favorecer la igualdad y la no discriminación, así que me parece genial que en base a esos criterios, el añorado gobierno de Elorza retirara la subvención a la compañía femenina que mencionas. Por supuesto, no estamos hablando de prohibir, sino dar una utilización digna al dinero público que atienda criterios de igualdad.

  6. donostiarra dice:

    Decir que una tamborrada de 300 mujeres no representa a una sociedad igualitaria y que no merece una subvención me parece demencial

  7. denisitxaso dice:

    A mí lo que me parece raro es que todo tipo de igualdad sea válido menos el de que las chicas puedan salir cantando y tocando la sartén. Por fortuna, todo el resto de comparsas hace tiempo que superaron esos prejuicios.

    En todo caso, y como lo último que pretendo es agriar la fiesta a nadie, espero que lo pasarais bien, a pesar de la lluvia.

    • Imanol dice:

      Estoy de acuerdo, suena bastante ridículo, mejor dicho extremadamente ridículo, que todavía haya gente a la que le moleste que las mujeres canten tocando la sartén en una fiesta, y máxime en una celebración tan carnavalesca como los caldereros donostiarras.

    • donostiarra dice:

      Parece ser que no me explico correctamente cuando digo que la igualdad reside en que todos tengan las mismas oportunidades. obviamente que las chicas puedan salir tocando y cantando me parece estupendo (en ninguno de mis comentarios leerás lo contrario ni tampoco podrás inferirlo). solo remarco que la crítica a una comparsa que lo que hace es, precisamente, empoderar a las mujeres y ponerlas en el centro del público con sus propias canciones, pues no me parece bien.

Denis Itxaso